iPad en educación

Papá, ¡mira qué he hecho!

¿ATRAPADOS?

picjumbo.com_HNCK86321

Dicen que las tabletas, los Smartphone y las redes sociales han llegado para quedarse. Sí, se van a quedar, pero debemos ser nosotros quienes tengamos claro hasta dónde van a meterse en nuestra vida. No debería ser al precio de precio perder las relaciones afectivas y sociales entre nosotros. Vivimos juntos en un mundo compartido.

Las herramientas digitales, juegos y aplicaciones están diseñadas para atrapar la atención. Nos proporcionan experiencias, estímulos que distraen, en las que nos quedamos como meros espectadores. Parece que interactuamos, pero son ellas quienes nos van dirigiendo de acá para allá. ¿Quién es el protagonista de la aplicación o juego? ¿Es algo creado por ti mismo o por aquellos que lo han diseñado? La mayoría de los juegos, por ejemplo, buscan satisfacer la motivación de logro. Pero hasta donde he visto, sólo es una motivación de logro externa. La interna, que es la que te realiza como persona, queda al margen.

picjumbo.com_HNCK8650

NO TODO ES NEGATIVO

Sin embargo, también hay aplicaciones que provocan el asombro, no como mera explosión afectiva sino por la ilusión de haber creado algo propio, tuyo y que puedes compartir con alguien querido. Incluso es posible jugar y hacer cosas que nos ilusionen, asombren y deseemos compartir con los más cercanos. Y por más cercanos no me refiero a la lista de contactos de Facebook…

picjumbo.com_IMG_4118

PAPÁ, ¡MIRA!

Me gustó mucho un artículo que encontré de un buen profesional de la educación.

Les hizo ver a sus hijas pequeñas que ellas se sentían muchísimo mejor cuando le enseñaban, orgullosas, sus “obras de arte”. En cambio, no era lo mismo cuando se trataba de contarle cuánto habían avanzado en juegos como el Candy Crush. Les animó a que utilizasen más tiempo el iPad para experimentar, crear cosas o aprender cosas nuevas. Y, a la vez, limitar el tiempo de uso de juegos que estaban afectando sus relaciones familiares.

Su solución pasó por establecer una regla: 20 minutos de juegos seguidos por otros 60 de creatividad. El resto del día era para estar con la familia: hablar, leer, etc. No digo que esta deba ser la norma el cualquier casa, pero sí el esquema de dedicar más tiempo a la familia y a la creatividad que al los “pasatiempos”.

Aquí está el póster que usa para recordarles a sus hijas las normas de tiempo delante de una pantalla. La traducción es mía.

playing-making-ipadwells-translate

Además de las del blog, quiero proponeros otras normas generales y otras aplicaciones a las que se les puede sacar provecho.

Normas generales.

  1. Crear un ambiente de escucha: ratos de silencio donde no nos “asalten” las notificaciones y poder escuchar al otro.
  2. Fomentar la lectura y juegos en familia.
  3. Respetar las reuniones familiares como las comidas. El protagonista es la persona, no el smartphone.
  4. Poner límites de tiempo de consulta: webs, redes sociales, etc.
  5. No convertir las tecnologías en reductos donde aislarnos de los demás.
  6. Respetar el tiempo de estudio, descanso y vida en familia.
  7. Los padres tienen que ser ejemplares.

Para los que tengan un móvil Android os sugiero consultar este artículo.

Aplicaciones.

Book Creator (la versión gratuita). Pueden crear un libro en formato ePub, añadir fotos, dibujos hecho con otra aplicación, vídeos grabados con la cámara, etc.

Action Movie FX. Crear efectos especiales en películas.

Musyc. Crear música con figuras.

Stop Motion. Hacer películas a base de fotografías.

Spreaker Studio. Grabar tu propio podcast.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s